Historia

HISTORIA DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE AREQUIPA

 

ttocricuqLOS ANTECEDENTES DEL DERECHO EN EL PERÚ

Durante el Imperio Inca, la más alta autoridad judicial fue el Inca y los orejones que integraban su Consejo.

Sin embargo, cabe precisar que antes de la dominación Inca, a partir de Pachacutec, hubo un derecho consuetudinario presente en las poblaciones pre-incas. Al respecto Jorge Basadre dijo que la expansión Inca constituyó un proceso de aglutinación creciente que dio lugar a una doble recepción. Por un lado, de los incas con relación a las costumbres, culto, idioma de los pueblos sometidos y por otro lado, la recepción inversa del derecho imperial por parte de esos mismos pueblos, dentro de un proceso de hegemonía Inca, cuyo derecho fue de carácter centralista.

En las sedes administrativas del imperio, similar función cumplió el ttocricuc Inca. Este funcionario después de haber recibido su mandato regio, iniciaba su gobierno en el pueblo principal de la provincia o guamani, desde donde ejercía sus importantes funciones políticas, administrativas, judiciales y circunstancialmente militares.

En el aspecto judicial, tenía facultades para juzgar y castigar delitos e imponer la pena de muerte en casos graves y en especial cuando se cometían en agravio del Inca. En general fiscalizaba la acción de las autoridades que ejercían justicia y llevaban un informe estadístico de los delitos y las penas de las parcialidades de su jurisdicción.

 

EL COLEGIO DE ABOGADOS DE AREQUIPA EN 1825colegio-entrada-principal-3

Para ocuparnos de la historia del Colegio de Abogados de Arequipa que oficialmente fue fundado el 30 de Julio de 1911, es necesario referirse a sus antecedentes más remotos como que en primer lugar un 21 de Diciembre de 1825, desde Lima se dio la aprobación para el establecimiento de un Colegio de Abogados en Arequipa.

Así tenemos que en primer lugar casi un siglo antes,  es decir el año de 1825 un 28 de Noviembre,  siendo Prefecto del Departamento Don Antonio Gutiérrez de la Fuente,  cuando dirigió una comunicación al señor Ministro de estado en el Departamento de Gobierno y Relaciones Exteriores pidiendo el establecimiento del Colegio de Abogados en esta ciudad. Llevaba el número 38 la Comunicación y estaba datada el 28 de Noviembre de 1825, es decir veinte días después de que el Libertador Don Simón Bolívar saliera de Arequipa con rumbo al Alto Perú, donde se fundaría la República de Bolivia. El 21 de Octubre del mismo año el General Gutiérrez de la Fuente conversando con el Libertador, sugirió tal creación y este creyó oportuno que tal decisión la tomara el Ministro de Estado respectivo.

 

EL COLEGIO DE ABOGADOS DE AREQUIPA EN 1902

Un segundo antecedente del actual Colegio de Abogados de Arequipa lo tenemos cuando el 4 de Mayo de 1902 se constituyó por segunda vez como institución particular el Colegio de Abogados de Arequipa.

Según un libro de Actas, que con oficio fue entregado por el Secretario de ese Colegio al señor Decano del Colegio Oficial, con fecha 20 de Marzo de 1925 y el cual lleva en su primer folio una leyenda del Dr. Francisco Mostajo,  aparece que el 4 de Mayo de 1902 se reunieron en el Salón General  los doctores Andrés Meneses, Pedro Morales Alpaca, Emilio Lizárraga, M. Daniel Vásquez, José M. Talavera, Faustino Franco, Teodosio Ballón, Eliodoro M. del Prado, J. Sebastián Calderón,  Tomás Álvarez Cano, Higinio Talavera, Isaac Suárez, Francisco Gómez de la Torre, José M. Amat, Octavio Peralta, Máximo Guinasi, Andrés Meneses Cornejo, Mariano Orihuela, José R. la Rosa, Gustavo Cornejo, Eduardo Ponce, T. Cesar Zereceda, Julián Rodríguez y José Segundo Osorio, “para constituir el Colegio de Abogados de Arequipa”, cuyo fin primordial debería ser “dar impulso a las labores profesionales, amoldándolas a las ideas modernas y a los adelantos de la ciencia”. Como primer acto se formó una mesa momentánea para dirigir “la labor preparatoria”, presidida por el Doctor Andrés Meneses e integrada por doctores Morales Alpaca, Álvarez Cano, Lizárraga y Osorio, quien actuó de Secretario y para redactar los Estatutos se designó en comisión a los Dres. Morales Alpaca, Lizárraga, del Prado, Gómez de la Torre y Osorio

Expuestos los dos antecedentes anteriores, ahora estamos en condiciones de referirnos a la Fundación  Oficial del Colegio de Abogados de Arequipa, la misma que se instaló el 30 de julio de 1911, mediante la Ley 1367, expedida el 20 de Diciembre de 1910, la misma que creó los colegios de abogados del Perú. La ley en referencia dada por el Gobierno de Leguía, disponía que “siempre que el número de abogados, inscritos en la Matrícula de un Distrito Judicial, expeditos para ejercer la profesión y residentes en la capital, lleguen a doce, se establecerá un Colegio, a semejanza del Ilustre Colegio de Abogados de Lima”; y que estos Colegios “fuesen instalados por el Presidente de la respectiva Corte Superior , eligiendo, ante él, la Junta que debe dirigirlo”, varios letrados de la comunidad se dirigieron al Sr. Presidente de la Corte de Justicia, pidiendo la instalación del Colegio de Abogados de Arequipa.

Presidia la Corte, en esos días el probo Magistrado, talentoso maestro y jurista Víctor N. Morales, quien sin ninguna dilación hizo la respectiva convocatoria y se eligió la Junta Directiva

Pese a que, entre los concurrentes, se encontraban los más prestigiosos abogados de la época, la elección para designar al Decano, no puso en discrepancia a los sufragantes. En la primera votación fue ungido con la victoria el Dr. Andrés Meneses.

No obteniéndose en cambio mayoría para los otros cargos, se fue a una segunda votación en la que solo obtuvo  la elección el Dr. Francisco Gómez de la Torre, como Sub-Decano o Primer Diputado.  El triunfo de estos dos letrados está expresando elocuentemente el extraordinario crédito del que gozaban en el foro de Arequipa.

Así quedo fundado el Colegio de Abogados de Arequipa, por un grupo de letrados de ilustre actuación en el foro y en la sociedad, cuya obra ha quedado perennizada en la memoria de la ciudad, cosa que se evidencia sin más que analizar sus anales.